LANZAROTE: impresionante competición de obras de artes humanas y naturales

Per la versione in italiano dell’articolo fare click qui

La isla de Lanzarote ha sido formada por la lava, el agua y las personas. Esta isla, la más septentrional del archipiélago de las canarias, es un crisol de paisajes y un campo de batalla de fuerzas antiguas y románticas. Debe su nombre a un navegante italiano, un genovés cuyo nombre era Lanzerotto Malocello, que en 1312 reveló la existencia de esta isla a los pueblos de Europa. En este pedazo de tierra de 806 kilómetros cuadrados viven alrededor de 140 000 personas y diferentes costumbres y culturas coexisten en paz. Al igual que el resto del archipiélago de las islas canarias, Lanzarote  es también un puente entre continentes y culturas, entre personas y elementos de la naturaleza. El volcán de Timanfaya es el rey indiscutible de la isla y sus erupciones (la primera en ser documentada es el de 1730) han creado una zona de rocas magmáticas que hoy constituye el Parque Nacional de Timanfaya. Las playas oceánicas  de Lanzarote tienen la capacidad de  enamorar la vista y el corazón, el interior de la isla ofrece viñedos alojados por un paisaje negro inusual y pequeños pueblos de casas blancas dispersos en la isla son el corolario de un contexto de extraordinario equilibrio.


Y luego está César Manrique.
Encontrarme con su trabajo artístico ha sido una experiencia maravillosa. Ha despertado los sentimientos que en otras latitudes y tiempos, fueron capaces de dar a luz en mí, Oswaldo Guyasamin en Ecuador y Carlos Páez Vilaró en Uruguay.
Manrique nació en Arrecife, capital de Lanzarote en 1919 y fue un artista polifacético: pintor, escultor, arquitecto, ecologista, conservador del patrimonio artístico, diseñador urbano y paisajístico. Convenció a sus compatriotas a invertir en el turismo, pero sin caer en los errores cometidos en otras partes del país o del planeta, impidiendo el tizón del paisaje con edificios que no estaban en consonancia con la naturaleza volcánica de la isla. Gracias a sus esfuerzos, la isla fue declarada reserva de la biosfera por la UNESCO. Manrique murió en 1992, a los 73 años, en un accidente de coche pero su esencia nunca ha dejado la isla.
En Lanzarote, hace unos meses, también se encuentra el primer museo subacuático de Europa,  obra de otro gran artista contemporáneo: Jason Taylor deCaires. Doce metros bajo la superficie del agua, el artista británico ha creado un "santuario" con 250 estatuas, para las cuales posaron como modelos/as también los isleños. El artista quiso también capturar en sus  Eco - Esculturas el drama de nuestros días y por esto representó con una escultura una barco lleno de migrantes


Ahora sólo tengo que dejar a las fotos la tarea de transmitir el alma de este lugar extraordinario.


PHOTOSTORY





















































































































































Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar

Antonio Machado


La fraternidad no es un principio, es un estilo de vida!
Hasta pronto, Diego
Si desea leer el artículo Crónicas españolas,  haga clic aquí.  

Nessun commento:

Posta un commento