LA SANGRE LLAMA A SANGRE: el fenómeno del Gjakmarriës en Albania


No aparecen en las portadas de ningún periódico, ningún telediario abre su edición del día hablando de ellas, ningún político hace proclamas y manifiesta la necesidad de reuniones urgentes por tratar estos asuntos. ¿Qué son?
Son las EMERGENCIAS OLVIDADAS

 A diario en el mundo se consumen actos atroces, acontecimientos que obscurecen la propia palabra “humanidad”, derramamientos voluntarios de sangre humano que nos recuerdan que estamos todavía muy lejos de la universalización de los derechos humanos fundamental a toda la población del planeta. No todos estos actos pero reciben la misma atención. No todas estas vidas tienen  el mismo valor frente a quienes difunden la información a nivel global, quienes toman decisiones políticas, quienes gobiernan y quienes actúan.
En este documento se analizará uno de estos casos, una de estas emergencias olvidadas que se encuentra justo a las puertas de la Unión Europea: en Albania.  Antes de todo pero es legítimo y necesario hacer algunas preguntas a las que se encontrará respuesta más adelante en el texto:
¿Qué es el Kanun?
¿Qué es el Gjakmarriës?
En el artìculo que sigue se analizará el contexto histórico de Albania, el contexto social, la labor desempeñada por aquellos (pocos) que non han olvidado esta emergencia y los datos que hasta hoy nos permiten dimensionar esta tragedia.

Traducciòn: Yo esto en contra del Gjakmarriës

Contexto Histórico
El territorio que actualmente forma la Republica de Albania en el curso de la historia ha sufrido diferentes dominaciones. Los primeros fueron los romanos, después los bizantinos a los que siguieron las varias invasiones bárbaras, hasta que,  en 1478 el territorio del Principado de Albania se convirtió en parte del Imperio Otomano. El héroe nacional Albanes, Skanderbeg, en aquella época opuso una feroz resistencia a los otomanes y proprio gracias a su valor en batalla, aquellos, nunca pudieron penetrar en Europa occidental. El 28 de noviembre de 1912, en Vlora, Ismail Qemali declaró la primera independencia de Albania, después de haber derrotado los ejércitos griegos y serbios. La independencia, pero no tuvo larga vida. Con la invasión relámpago del 7 de abril '39, el ejército italiano desarmó la débil resistencia albanes, casi sin disparar un solo tiro. Rey Zog, el rey de Albania en aquel entonces, huyó a Grecia inmediatamente. El 16 de abril, Albania se fusionó al territorio italiano y Vittorio Emanuele III fue proclamado rey de Albania. La resistencia antinazi de los albaneses fue capaz de tomar el control del país en 1944. Destaca el hecho de que Albania es el único país europeo en el que todos los Judíos fueron salvados de la persecución durante la ocupación nazi- fascista. Desde 1946 a 1990 Albania fue un estado extremadamente aislacionista, estalinista y anti-revisionista, nacionalista y comunista. Enver Hoxha, el dictador que gobernó Albania desde 1946, murió en 1985, dejando el puesto a su hombre de confianza, Ramiz Alia. Este último, debido a protestas masivas y el clima político cada día más convulso, concedió las primeras elecciones libres en 1991. Albania ha puesto en marcha el programa de adhesión de la Unión Europea (UE) y su solicitud ha sido recibida el de 16 de noviembre de 2009 y desde el 24 de Junio de 2014, Albania es oficialmente candidata por entrar en la UE.  Además el 4 de abril de 2009, el país se convirtió en miembro de la OTAN.

Mapa de Albania

¿Qué es el Kanun?
El Kanun, escrito por Leke Dukagjini, es el más importante código de comportamiento de Albania. Fue el que más se arraigó en la costumbre colectiva entre los muchos códigos de las zonas montañosas de Albania, a través de los siglos.
Los orígenes exactos del Kanun aún no están claros, ya que toda la conducta identificada ya estaba presente en la Albania de la Edad Media. Sin embargo, gracias a la documentación histórica, podemos afirmar que los  conceptos de la vida social que forman la ley civil del Kanun, aparecen por primera vez en forma de libro en el siglo XV por la labor de  Leke Dukagjini. Después de esta época, el Kanun fue transmitido principalmente en forma oral.
No obstante la dominación otomana, el Kanun resistió en el tiempo y todavía formaba parte de la vida del país cuando Albania obtuvo su primera independencia en 1912. Al comienzo del silgo XX, Shtjefen Gjeòov, un fraile franciscano original de Kosovo, recogió de nuevo en forma escrita lo que se había transmitido en forma oral, viajando a través de los territorios habitados por albaneses. Al final de la labor, el fraile, recolectó 12 libros escritos en el dialecto Gheg de la lengua albanesa. El Kanun, que data de 1400, retomó su forma escrita después de la caída del régimen comunista de Enver Hoxha, y hoyen día sigue normando la vida social en las zonas más profundas de Albania, especialmente en el norte. Entre otras cosas, el código regla el derecho de venganza de lo que hablaremos más adelante en el texto.
Como ya hemos explicado, el Kanun se ha transmitido principalmente de forma oral debido al analfabetismo que reinaba en todo el país. Muchos conceptos, tales como la autoridad del padre de familia, el derecho a la propiedad privada y su integridad, el derecho a la herencia y otros aspectos de la vida familiar se derivaron de la ley romana, por otro lado, la forma particular de hacer justicia personalmente parece tener origen ilirio. Esto hecho demostraría que en el código también hay una influencia griega, lo que significa que su origen podría ser mucho anterior a la Eda Media. 
Durante la monarquía de Albania, el rey Zog,  vio el Kanun como una amenaza para el poder del Estado y un impedimento para la creación de un país moderno. A pesar de que se abolió oficialmente, el Kanun siguió  rigiendo la vida de los albaneses e  incluso el propio monarca fue víctima de intentos de asesinato contra su persona, por sentencias de muerte basadas en el código. Con el establecimiento del sistema comunista, que cambiaría radicalmente la sociedad albanesa, la ética del Kanun se perdió en la mayor parte de Albania, por otra parte, al norte resistió hasta nuestro días.
El Kanun disciplina muchos aspectos de la vida social (civil) de las personas que se rigen a él. El principio que será objeto de análisis en esto trabajo es la venganza de sangre.

La venganza de sangre
El  Kanun norma el sistema de la venganza de sangre, antigua costumbre de origen ilirio. En el código se fija el derecho de vengar la muerte de un familiar, asesinando a parientes varones del asesino (hasta el tercer grado). Cumplir la venganza se considera una obligación, pena el aislamiento por parte de la comunidad. El perdón por los parientes ofendidos esta también previsto y se proporciona a través de un ritual específico. El perdón es considerado sabio como el asesinato y se podría aplicar a cualquier familiar.

El KANUN
¿Qué es el Gjakmarriës?
El  Gjakmarriës, palabra utilizada en albanes para indicar el concepto de venganza de sangre (literalmente: sangre tomada), sigue siendo una realidad en las zonas montañosas del Norte de Albania, sobretodo en la provincia de Skhodër (Scutari). En esta zona del país viven alrededor de 114 000 personas que viven dos vidas paralelas. Por un lado viven y actúan según las modernas leyes de la Republica de Albania y por otro lado son sujetas al Kanun.
En la cultura de Albania, el honor es considerado como el elemento constitutivo de la relación entre el individuo y la comunidad y cualquier acción deshonrosa es juzgada en la misma forma que un crimen. De acuerdo con el Kanun, el deshonor sólo puede ser redimido por el derramamiento de sangre o por el perdón celebrado a través de un  ritual de reconciliación.
En la actualidad, el Kanun no está oficialmente en vigor, pero la tradición que lo caracteriza sigue existiendo y norma los fundamentos morales de la sociedad civil albanesa en zonas montanos como las de Skhodër. Con el tiempo, las reglas del Kanun han sido distorsionadas cada vez más y hoy las disposiciones del código han degenerado de tal manera que en la práctica se reflejan en la resolución, a través d la justicia privada, de conflictos interpersonales causados por diferentes razones (por ejemplo. los límites de propiedad, accidentes de tráfico, etc.). El gjakmarrje resultante, implica la aparición de ciclos de venganza que ponen en riesgo la vida de prácticamente todos los miembros de las familias de las personas cuyo honor fue ofendido.
Por otra parte, el fenómeno ha dado lugar al desarrollo de una mentalidad en la cual el  hombre valiente es el que se venga el honor ultrajado a través del derramamiento de sangre. Este punto de vista, hoy mayoritario, ha sustituido el punto de vista tradicional que consideraba el perdón mucho más valiente del acto de venganza.
Las consecuencias negativas del fenómeno de venganza de sangre son evidentes tanto para las familias que esperan de sufrir la venganza, tanto para aquellas que deben elegir si emitir o no la venganza. Estas consecuencias incluyen la falta de libertad de movimiento, fuera del hogar doméstico, de los familiares mayores de 14 años, hasta el tercer grado de sangre, del asesino. Esto obliga a los parientes del asesino a vivir en completo aislamiento durante anos. Es fácil intuir como las pérdidas económicas relacionadas con el desempleo, el daño físico causado por la falta de acceso a los servicios médicos, el daño psicológico causado por el contexto de cierre, el miedo, la muerte y la violencia en la que están inmersos estos individuos involucrados constituya una verdadera tortura. Además hay que considerar que la imposibilidad de estos jóvenes de ir a la escuela provoca un aumento de la tasa de analfabetismo y que a menudo se producen daños colaterales debidos a "errores", en los intentos de venganza. Inicialmente las mujeres no eran sujetas directamente a la venganza de sangre y esto les concedía por lo menos la libertad de movimiento fuera del hogar doméstico, lugar neutro en el cual no se puede consumar la venganza. Pero la imposibilidad de los hombres de acudir a cualquier tipo de trabajo obliga las mujeres a dedicarse ellas misma a diferentes actividades por proveer al sustento económico de la familia. Esta condición de trabajo obligado es causa, muchas veces, del abandono de la escuela por parte de las niñas que se ven obligada a trabajar con sus madres y sus abuelas.


El Gjakmarriës en números
Fue a finales de 2012 que por primera vez fueron publicadas en los principales periódicos de Albania las cifras oficiales sobre el fenómeno de la venganza de sangre, cifras oficiales emitidas por el Ministerio del Interior. Las cifras hablan de 225 homicidios por gjakmarrje ocurridos en 12 años; 67 familias aisladas en toda Albania; 33 niños que no asisten a la escuela, 23 de los cuales sólo el distrito de Skhodër.
De acuerdo con la información obtenida por las ONGs que trabajan en loco, las familias de las víctimas de gjakmarrje serían muchos más y se localizarían en Skhodër, Lezhë, Malesi e Madhe y Tirana. La mayoría de estas familias viven bajo venganza y algunas están esperando que la contraparte elija si emitir venganza o perdonar la sangre. La mayoría de estas familias residen en la provincia de Skhodër  donde los clanes involucrados son 32.
En otra zona montañosa en la ciudad de Tropoja en la frontera con Kosovo, las familias involucradas en el fenómeno serian por lo menos 20, pertenecientes a 12 clanes diferentes.
Los datos proporcionados por el Cuerpo de Paz No violento de la Comunidad Papa Juan XXIII ,  denuncian la participación de al menos 500 personas en el fenómeno del gjakmarriës en el área de Skhodër, Lezhe, Tirana y Tropoja. Hablando del total de la población de Albania, aunque resulta difícil poder contar con datos verificables, se estima que entre 1500 y 3000 personas sufran el fenómeno de la venganza de sangre. 
Es importante subrayar que Albania, después de la caída del régimen comunista de Enver Hoxha, sufrió una importante emigración. Emblemáticas, en este sentido la imagines de la llegada al puerto de Bari (Italia) del barco de pesca Vlora, cargado con miles y miles de jóvenes albaneses en 1991. Esta emigración no ha producido el fin de la tradición del Kanun sino más bien han permitido que la misma se instalara en otras latitudes del mundo. Hoyen día, el hecho de vivir en Italia, Francia, España, Reino Unido u otros países, no protege a los hombres de los clanes de las vinculaciones y los efectos de la venganza de sangre.
 Puerto de Bari, 1991, llegada del Vlora


 Puerto de Bari, 1991, llegada del Vlora

La posibilidad del perdón
Si es verdad que el Kanun sigue justificado la tradición de la venganza es también verdad que en el mismo código se contempla reconciliación pacifica, asignando a los llamados "moderadores" la tarea de iniciar la solución pacífica entre las dos partes.

Extracto del artículo de “El Enciclopedista” del 22 de octubre 2012
 Ojo Por Ojo: El Kanun Y La Venganza De Sangre En Albania

La reconciliación  según el código medieval
[“El mediador de sangre es quien se esfuerza por inducir a la familia del asesinado a reconciliarse con la del asesino”, dice el artículo 134 del Kanun. El envió de un mediador es un derecho y acogerle un deber.
Perdido entre las montañas del norte vive Sokol Dalja, un Bajraktari, como se conoce a los mediadores, que durante sus 78 años ha reconciliado a 100 familias. “Cuando cayó la dictadura empecé a reconciliar, era necesario debido al aumento de las venganzas” dice, mientras saca de un antiguo mueble de madera los certificados de sus mediaciones.
Sokol es Bajraktari porque heredó el cargo de su padre, a quien mataron cuando tenía dos años. A los 17, él mismo se reconcilió con la familia que había matado a su padre. “Cuando interiorizas el dolor puedes reconocer el dolor de los demás. ¡Si no sufres no puedes juzgar!”.
Para llegar a una familia “tienes que ser cercano, conocerla y tendrás que ir mil veces”, dice Sokol, mientras Alexander Kola, otro mediador de la ciudad de Shkoder, afirma que “no hay un espacio de tiempo definido, pueden pasar seis meses como seis años”. De hecho en el año 96, él mismo reconcilió dos familias que llevaban 83 años enemistadas.
Pero para que la reconciliación sea válida se debe realizar el “banquete de la sangre”, que se realiza en casa del jefe de familia del asesino con la participación de mediadores, parientes y amigos. El ritual consta en que el Bajraktari pinche el dedo meñique a los dos jefes de familia, ponga un grano de azúcar sobre la gota de sangre y que cada uno beba la sangre del otro.
Sin embargo lograr una reconciliación no es fácil, aunque, como dice el artículo 122 del Kanun, “conceder la tregua es un deber digna de hombre fuertes”.]


Conclusiones
Desde el 24 de Junio de 2014, Albania es oficialmente candidata por entrar en la UE pero a pesar de esto no se ha desarrollado ningún programa oficial, ni a nivel nacional ni a nivel  internacional, para poner fin al fenómeno del gjakmarriës. El gobierno albanes hace todo lo posible para minimizar los hechos y para ocultar los datos reales sobre las muertes por venganza de sangre. Después de la caída de la dictadura comunista, Albania ha vivido una época de transición democrática que todavía no ha llegado a su fin. La incerteza de la pena y la poca efectividad del sistema judicial albanes  han reactivado y fomentado el utilizo del Kanun. Miles de personas viven bajo la amenaza de venganza y decenas de miles corren el riesgo de ser víctima de las normas del código. Esta acostumbre medieval no parece querer dejar el paso a la nueva era de Albania y  la población civil del norte del país vive en aquello que ha sido definido por algunos periodistas como un Feudo de sangre.
Uno de los puntos clave para que los Estados no fundadores puedan entrar a formar parte de la Unión Europea  y que también es un criterio de elegibilidad fundamental es el siguiente:

 - respetar los valores definidos en el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea  y comprometerse con ellos, a saber: el respeto de la dignidad humana, la libertad, la democracia, la igualdad y el Estado de Derecho; el respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías; y el respeto de una sociedad pluralista, así como la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre mujeres y hombres.

Ahora bien, según este articulo Albania no cumple con esta condición básica de elegibilidad y esto  puede ser el camino por el cual se puede dar visibilidad a la tragedia de las venganzas de sangre y exigir al gobierno albanes que denuncie públicamente el  problema, tome medidas oficiales al respeto y si es necesario, pida una ayuda internacional. Hasta el día de hoy solo unas pocas organizaciones no gubernamentales dedican su labor en asistir las víctimas directas e indirectas del fenómeno de las venganzas de sangre.  Operazione Colomba, ONG italiana,  que desde el año 2004 está presente en Albania para contrarrestar el fenómeno de la venganza de sangre ha patrocinado varias actividades, tanto en Italia como en la misma Albania para visibilizar el tema y sensibilizar sobre sus consecuencias.  Ejemplo de estas actividades es la campaña “Un popolo contro le vendette di sangue” (un pueblo en contra de las venganzas de sangre).
La campaña 2015 "Un pueblo en contra de las venganzas de sangre" es la continuación de las actividades de sensibilización a escala nacional realizadas en años anteriores por la misma ONG. Las elecciones locales del mes de junio del año 2015 han representado una oportunidad para abordar el complejo tema de la venganzas de sangre con el fin de construir o facilitar la colaboración entre las instituciones y la sociedad civil.
Comenzada el 9 de mayo y terminada el 30 de septiembre 2015, la campaña se ha estructurado en dos fases con el fin de involucrar a los 162 candidatos alcaldes y en un segundo momento los 61 alcaldes electos. Los cuestionarios, en los que se pedía de describir la extensión del fenómeno en su propio territorio, así como sus intenciones por la erradicación de este último, se administraron por correo y por correo electrónico. Los datos recolectados permitieron la elaboración de un informe que indica el grado de participación de las instituciones locales en la lucha contra el fenómeno. Los informes fueron enviados a las instituciones nacionales (tales como el Presidente de la República, el Primer Ministro, Presidente del Parlamento, las comisiones parlamentarias y los abogados del Pueblo), instituciones internacionales en Albania (embajadas extranjeras, la OSCE - Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, la UE - Unión Europea, Programa de desarrollo de las Naciones Unidas - PNUD) y representantes de las distintas religiones, así como los propios alcaldes implicados en la campaña electoral.


Documentos audiovisuales para profundizar el tema




Bibliografía:

Artículo en línea – Albania: al vendetta esiste
----------------------------------------------------------------

No te olvides de compartir este artículo

y

De seguir el blog en Facebook


Gracias!
Diego

La hermandad no es un principio, es un estilo de vida.
Hasta pronto, Diego

Nessun commento:

Posta un commento