EEUU - El Tsunami Donald Trump

Hoy en EEUU se determinará quién entre Hillary Clinton, candidata de los demócratas y Donald Trump, candidato de los republicanos, tendrá que guiar el país en los próximos 4 años. Algunos millones de votantes tendrán en sus manos una buena parte del destino del Mundo del próximo futuro. Las políticas propuestas por el magnate Donald Trump representan un punto de inflexión muy fuerte y peligroso respeto a una visión de un Mundo solidario y unido frente a la amenaza común del cambio climático.



Hace unos pocos días tuve la posibilidad de visitar EEUU y en el específico de conocer diferentes ciudades de Florida. En aquellos días pasados recorriendo varios rincones del “Sunshine State” he visto y vivido el efecto Trump.

Al parecer el candidato republicano ha ganado las elecciones sin que estas se realicen. ¿Qué es lo que quiero decir? Trump ha logrado institucionalizar la discriminación. Sus discursos xenófobos, racistas y machistas han dado pies a quienes cultivan una cultura del odio, a quienes ven en la violencia y en el poder dos armas de control social. Más de una vez, mientras caminaba con mi pareja latinoamericana en las calles de Inverness o en el Country Side de la Florida , personas blancas me han dirigido una mirada que dejaba muy poco a la imaginación y alguien, escuchándome hablar español ha pronunciado estas palabras: with Trump this will end (con Trump esto se acabará). 

Probablemente ni el mismo Trump pensó que iba a estar fácticamente tan cerca de ser Presidente. Ha sido un fenómeno publicitario. Un magnate excéntrico luchando contra todo un sistema, contra todos los pronósticos. Tenemos que tomar en cuenta que el actual presidente, Barack Obama,  es demócrata y es popular, mientras que Trump por el contrario no es querido por la prensa, ni por Hollywood, ni por algunos republicanos, insulta a quien le da la gana, y aún así está a punto de ser Presidente. 



Pero os pregutno ¿Es esto el Mundo que queremos? Un mundo donde se niegue el derecho al aborto, donde el movimiento Provita decida sobre los cuerpos de las mujeres, un Mundo donde si eres latinos eres violador, si eres negro eres delincuente, si eres mujer eres objeto sexual, donde el utilizo de armas y su venta sea fomentada, donde si eres pobre es tu culpa y si eres rico es por qué te lo mereces, donde puedes decir todo y el contrarío de todo porque puedes pagar con dinero tus errores, donde te puedes permitir de ofender y denigrar a todas las personas que nos sean blancas, burguesas y estadunidenses. 


Un Mundo donde no se tome en serio el cambio climático, donde no se invierta en energías renovables, donde los ricos no paguen impuestos y donde posiblemente no haya control sobre los grandes patrimonios.  Esto es la opción Trump. Y esto es lo que he respirado durante mi estadía en Florida. He encontrado los carteles que apoyan a Trump y Pence ( su eventual vicepresidente) a lo largo de todo mi recorrido, pocas veces he visto alguien que suportaba Hillary. Make America Great Again y Make American White Again, estos son los eslogan de Trump. Crecimiento económico a costa de cualquier precio, sea esto los derechos humanos o el cambio climático, fomento del clasismo y del racismo institucional: esto el programa de Donald Trump.


Si esto tendrá o no tendrá consecuencias en términos electorales lo sabremos en cuanto termine el día de hoy pero el efecto Trump ya existe. Ha sido como un Tsunami, ha entrado muy en profundidad de las conciencia de los estadounidenses que he encontrado y no será fácil sacarlo de allí. Pero existe algo aun peor de una ola de Tsunami y es su efecto resaca, aun más destructivo, más poderoso, mas mortal. Esto es lo que sucederá en el peor de lo casos, en el caso en que Donald Trump sea nombrado Presidente de los Estados Unidos de América.

Hillary Clinton no es la mejor opción, estoy perfectamente cociente de esto. Mi opción desde el comienzo ha sido Bernie Sanders pero el sueño de ver un presidente de los EEUU declaradamente socialista probablemente era pedir demasiado. De todas formas Bernie ha decidido apoyar Hillary, una decisión a mi parecer muy sabia y que siento de apoyar.



Esperaré los resultados con preocupación, esperando que seamos bastante fuertes para resistir a la resaca del Tsunami y que juntos podamos reconstruir las conciencia corrompidas por el efecto Trump. La otra opción no quiero ni pensarla... 


La fraternidad no es un principio, es un estilo de vita.
Diego

Nessun commento:

Posta un commento